Qué tener en cuenta para criar a un labrador retriever

blank.gif

Tener un perro de mascota es una responsabilidad importante con otro ser vivo. No solo debes preocuparte por alimentarlos, debes jugar con él y proveerle un espacio adecuado para su desenvolvimiento. Como expertos queremos que conozcas qué tener en cuenta.

Elementos que lo definen

Como cualquier mascota tiene características que lo diferencian de los demás.

Las principales diferencias entre las razas de perros son sus características físicas. Puedes encontrar tres colores: negro, amarillo en diferentes tonos y chocolate. Su pelaje es corto y áspero. Sus ojos por lo general son negros o castaños, pero también los hay verdosos e incluso amarillos.

Son amables y muy sociables, no les cuesta relacionarse con personas. Suelen recibir muy bien los estímulos de cariño, aunque vengan de personas que no conocen.  Son considerados como el animal perfecto para la familia, perfectos para convivir con niños.

Tiende al acercamiento con otros animales, eso le permite socializar mejor. Es una raza muy juguetona a pesar de su tamaño.

Esta raza de perro es muy inteligente y logra vincularse fácilmente por lo que su potencial de adiestramiento es muy alto. Podrás enseñarle órdenes básicas con rapidez, ligado a esto también está que es un perro muy obediente.

Qué aspectos tener en cuenta

Los animales son una gran responsabilidad, un ser vivo por el que hay que preocuparse. Al tener un perro hay que cuidar ciertos aspectos para que su crianza y su desarrollo sean saludables. En este post te contaremos sobre varios de ellos para tener un perro feliz.

El clima puede afectarlo

Cuando se tiene una mascota hay que tener en cuenta el clima que tiene la localidad donde va a vivir. Algunas razas no son aptas para determinadas zonas.

En este caso, por sus características de pelo corto, pueden estar en cualquier tipo de climas, de preferencia los fríos.

No ve afectada su energía sin importar el clima en el que esté. Sin embargo si te encuentras en un lugar cálido asegúrate de mantenerlo hidratado, dale suficiente agua y si está fría es mejor.

Debe hacer ejercicio

Entre los cuidados básicos de un labrador retriever se encuentra una rutina de ejercicio. Esta raza es  de tamaño medio y necesitan un ejercicio mínimo para el desgaste de su energía. En la fase de cachorro necesitan del juego.

Es importante que lo lleves a espacios adecuados donde él se pueda desenvolver con tranquilidad. Intenta llevarlo a pasear regularmente.

Llevar a tu mascota afuera además de ser una excelente actividad física le permite que pueda ejercitarse, conozca su entorno y  además puedas pasar tiempo con él. Jugar también es una opción, lanzarle una pelota o que busque algún juguete funciona bien en estos casos.

Esto quiere decir que para tener un perro saludable no es necesario crear una rutina de ejercicios exigente.

Utiliza la disciplina

A lo largo del aprendizaje y crianza de un labrador retriever, es necesario tener una dinámica con la que sea posible explicarle al perro cuando se está comportando bien y cuando no. Lo más recomendable en este tipo de casos es utilizar un sistema de recompensas.

Los sistemas de recompensas funcionan como un método de adiestramiento para los perros. Cada vez que haga algo bien, puede premiársele con una caricia o galleta. La mascota entenderá que su comportamiento está asociado al trato que se le da. Si por el contrario se comporta mal, se le debe ignorar o enviar a su espacio en la casa sin jugar, esto bastará para que entienda que está siendo castigado.

Tiene una naturaleza inteligente, por lo que si se le enseña desde temprana edad las cosas básicas no se tiene problema alguno.

blank.gif

Preocúpate por su alimentación

La alimentación es uno de los aspectos más fundamentales por los que hay que preocuparse al criarlo.  Las cantidades y el tipo de pienso son diferentes según la edad y el peso.

Esta raza tiene tendencia a ser glotona, por lo que se debe controlar con cuidado las cantidades que se le suministran, sino, tu mascota puede padecer de obesidad. Siempre toma en cuenta las indicaciones que hace el veterinario en cuanto al pienso y cuántas veces al día que debe comer según el tamaño de tu labrador.

Enséñalo a socializar

American Kannel Club categoriza a labrador retriever como una de las razas más sociables y gentiles, es decir, cuenta con habilidades innatas para convivir. Sin embargo, muchas de esas actitudes deben ser desarrolladas, por ello debes encontrar la forma de que tu mascota se relacione con el entorno.

Es necesario asegurarse de que el labrador aprenda a jugar y convivir con otros. En estos casos se recomienda llevarlo a algún parque donde el perro pueda conocer a más personas y animales. Otra idea que puede funcionar es hacer reuniones de juegos con otras mascotas.

La interacción con otros ayuda a que tu mascota pueda desenvolverse bien incluso cuando no estás. Es decir, les permite desarrollar independencia.

Préstale suficiente atención

Son animales que requieren de atención y cariño. Ellos tienden a querer pasar mucho tiempo con su dueño o con otras mascotas, lo ideal es que puedas acostumbrar a tu perro a que pase algunas horas solo.

Lo mejor en estos casos, sobre todo si sabes que no estarás mucho tiempo en casa, es acostumbrarlo creando una rutina. Haz que se sienta cómodo estando solo y no olvides compensarlo jugando con él al regresar. A los labradores les gusta sentirse en familia.

Saber qué aspectos tener en cuenta para criarlo permite entender que puede hacer que tu perro crezca saludable. Las características generales de la raza hacen que requiera de ciertos cuidados para ser feliz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies