Labrador Retriever como perro de asistencia

blank.gif
¿Nos votas?

Como criadores hemos sido testigos de los beneficios que esta raza le ha brindado a sus dueños con discapacidades. Por ello, hoy te diremos todo sobre el perro de asistencia.

Conoce los perros de asistencia

Los perros de asistencia son aquellos canes entrenados para dar apoyo a personas con discapacidades. Son entrenados por un período que va entre seis y doce meses. Con la ayuda de estas mascotas, muchos pacientes logran recuperar su autonomía, vitalidad, alegría y otros aspectos importantes de la vida.

Luego de ser entrenados, los perros de asistencia reciben un adiestramiento según la discapacidad que tenga su futuro dueño. Dependiendo condiciones de la persona a quien vayan a asistir, los canes pueden ser:

Perros guía

Estos perros son entrenados para asistir a personas ciegas o con discapacidades visuales. Se encargan de llevar a su dueño por caminos seguros e indicarle mediante sonidos o conductas aprendidas la ubicación de los objetos.

Ayudan a que las personas tengan más seguridad y autonomía para realizar labores cotidianas. Su educación se debe reforzar continuamente, así estarán siempre en conexión con el dueño y conocerán cuáles son las necesidades visuales de este.

blank.gif

Perros de servicio

Son los que ayudan a ejecutar tareas del día a día. Ideales para personas con discapacidad motora o ancianos. Se encargan de abrir puertas, recoger objetos, encender luces o alcanzar zonas que la persona no puede.

Perros de señal

Están adiestrados para asistir a aquellos con discapacidades auditivas o sordos. Advierten de los sonidos con conductas aprendidas. Su asistencia contribuye con la independencia, confianza y seguridad de sus dueños.

Algunas de las señales que transmiten a su dueño son:

  • Timbres.
  • Despertadores.
  • Teléfonos fijos y móviles.
  • Llanto o llamado de niños.
  • Sonidos de electrodomésticos.
  • Llamados por nombre al dueño.
  • Sonidos del tráfico, como bocinas o sirenas.
  • Señales específicas según el dueño.

Para anunciar advertir de estos sonidos, el perro toca al dueño con una o dos patas y luego lo dirige hacia el lugar de donde proviene. Las señales dependen del entrenamiento y pueden ser específicas para cada tipo de ruido.

Perros de terapia

Se entrenan para trabajar de forma terapéutica con personas que tienen discapacidades intelectuales o problemas de afectividad. Generalmente, las terapias se realizan en lugares cerrados como escuelas o centros especializados. Por lo que el perro debe estar preparado para ello.

Sus beneficios son múltiples. Por ejemplo, ayudan a mejorar la autoestima y a que haya mayor relajación y confianza para desenvolverse con soltura en un ambiente. Todo esto genera felicidad y alegría en los pacientes, quienes se sienten protagonistas por tener el control del perro.

Algunas personas sienten miedo al principio. Sin embargo, mientras más sesiones se realicen, menos es el temor que se le tiene a los canes.

blank.gif

Perros de asistencia

Son los perros favoritos para cumplir labores de asistencia. Sus características coinciden a la perfección con las que necesita una de estas mascotas especiales. Incluso superan las expectativas de cada dueño.

En España hay leyes que regulan los perros de asistencia. Las comunidades autónomas tienen diferentes normativas que son importantes de conocer si tienes un can de este tipo.

Estos perros que se destacan por:

  • Adaptarse a hogares pequeños como pisos.
  • Ser muy juguetones.
  • Compartir con niños y personas de la tercera edad.
  • Ser perros guardianes y muy buena compañía.

Esto no es suficiente para determinar si un can es apto o no para ser acompañante de una persona con necesidades especiales. A continuación, te describiremos los factores que los pacientes y especialistas toman en cuenta para la adopción de labrador retriever como perro de asistencia:

Sensibilidad media

La sensibilidad en los perros es la manera cómo reaccionan ante un estímulo externo. Esta raza se caracteriza por tener respuestas adecuadas ante los impulsos y las condiciones en las que se encuentre.

Es una raza equilibrada y capaz de controlar el momento. En su pasado eran perros de trabajo, por lo que han desarrollado habilidades de control y captación de órdenes.

El hecho de que posea una sensibilidad media es ideal. Al no ser hipersensibles, no se bloquean ante los estímulos. Tampoco son indiferentes ante ellos por no tener perceptibilidad baja.

Esto los hace tener respuestas apropiadas según su entorno, por lo que no tendrán conductas erradas cuando deban asistir a su dueño. Lo que también permite que adiestrarlos sea muy sencillo y rápido. Siempre trabajarán en base a lo aprendido en el entrenamiento.

blank.gif

Excelente temperamento

Esta característica es muy relevante al momento de elegir un perro de asistencia. Deben ser inteligentes, amables y dóciles. Tendrán contacto con personas discapacitadas que necesitan un trato noble y son más sensibles ante ciertas conductas.

También son muy sociables, así que su relación con las personas de cualquier edad y otros animales es agradable. Es cariñoso y genera vínculos estrechos con sus dueños.

Por ser noble y pacífico es el acompañante perfecto para las personas con estas condiciones. Además, les gusta estar acompañados y tienen una voluntad de servicio increíble. Siempre están dispuestos a ayudar y complacer a sus dueños.

Todo esto le da las herramientas para ser un perro sociable y curioso. Disminuye su timidez para ayudar a su amo a desenvolverse mucho mejor en su entorno y a realizar labores del día a día.

blank.gif

Alta motivación

La motivación de los animales es contagiosa. Por ello siempre transmite buenas energías y mejora el ambiente de las sesiones de terapia. Además, ayuda a mantener a los pacientes felices y alejados de la depresión.

Este perro es un excelente acompañante, amoroso y enérgico. Motiva lo suficiente a los grupos de sesiones terapéuticas o a sus dueños en casa a llevar una vida independiente.  Esta característica también contribuye a que sus entrenamientos sean más eficientes.

Boca blanda

Esta es tal vez una de las características más significativa como perro de asistencia. Ayudan a sus dueños a realizar labores cotidianas como recoger objetos. Y su boca blanda les permite hacerlo sin provocar daños.

Es una cualidad heredada de los primeros ejemplares en el mundo. Estos eran perros de caza y debían entregar a sus presas sin jugar con ellas y sin lastimar o morder. Por lo que desarrollaron la habilidad de no hacer presión con la boca.

Es decir, que pueden recoger cosas del suelo sin romperlas, buscar lo que su dueño necesite y jugar con él sin morder.

Esto es todo sobre el perro de asistencia. Si deseas adoptar un ejemplar, recuerda contactarnos. Somos criadores profesionales de esta raza y garantizamos una mascota leal y amorosa.

Un pensamiento en “Labrador Retriever como perro de asistencia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Volver arriba